16 enero 2012

Pueblo Omaguaca: Petitorio presentado al Relator de la ONU en su visita a la Provincia de Jujuy

Pueblo Omaguaca: Petitorio presentado al Relator de la ONU en su visita a la Provincia de Jujuy



Humahuaca, Diciembre 03 de 2011.-

AL RELATOR DE NACIONES UNIDAS

SEÑOR JAMES ANAYA

DE NUESTRA MAYOR CONSIDERACIÓN

El Pueblo Omaguaca (Dpto. Humahuaca-Prov. Jujuy-República Argentina) se dirige a Ud. a los fines de informarle de la situación territorial actual de nuestras comunidades indígenas y su relación con el Estado:

1.- El Estado Nacional y el Estado Provincial, en conjunto o por separado, incumplen constantemente tanto leyes nacionales como la normativa internacional vigentes (Pactos, Convenios, Declaraciones), relativos a los derechos indígenas.

2.- El incumplimiento de la normativa vigente frecuentemente es sistemática, coordinado, complementado, planificado, razonado, sofisticado y/o deliberado.

3.- El Estado Nacional y el Estado Provincial favorecen y prohíjan la división y las disputas internas de las comunidades y del Pueblo Omaguaca en general, mediante distintas intromisiones deliberadas y artilugios propios del colonialismo interno y externo del mundo.

4.- El Estado Nacional y el Estado Provincial ejercen un colonialismo interno inescrupuloso y con ensañamiento, premeditado y planificado.

5.- El Estado Nacional y el Estado Provincial han contribuido a la Declaración Patrimonio de la Humanidad a la Quebrada de Humahuaca, y con ello han sentado las bases de un nuevo tipo de colonialismo con consecuencias negativas para las comunidades del Pueblo Omaguaca, para la vida comunitaria. Dicha Declaración alimenta la codicia y el despojo territorial.

6.- El Estado Nacional y el Estado Provincial promueven institucionalmente –de forma directa o indirecta (por acción u omisión)- el racismo, la xenofobia, la discriminación, la denigración, el genocidio, el ecocidio y el despojo territorial.

7.- El Estado Nacional y el Estado Provincial utilizan la causa indígena y los derechos indígenas como pantalla para requerir o gestionar fondos (dinero) a las instituciones mundiales para luego desviarlo, realizar malversaciones y/o utilizarlos de modo ineficaz. Dichos fondos obtenidos como créditos lamentablemente las pagarán nuestros hijos y nietos. Incrementando la deuda externa sin beneficio alguno. En este sentido, se han malversado fondos en los distintos programas de tierras (Pratpaj, Predaj, ReTeCI y otros) aplicados coercitiva y autoritariamente en las comunidades, cuyos resultados son siempre menores al 40%, dejando consecuencias totalmente negativas.

8.- El Estado Nacional y el Estado Provincial desvían los fondos (dinero) indígenas a instituciones intermediarias (algunas de dudosa procedencia), y estas a su vez lo utilizan discretamente. Sin ningún beneficio real y futurista, más que el asistencialismo (limosna organizada) ocasional, esporádico y chantajista.

9.- El Pueblo Omaguaca no recibió ni recibe ningún tipo de fondos (dinero) para su desarrollo comunitario, mucho menos para la recuperación de nuestros territorios ancestrales.

10.- La solicitud de fondos al Estado Nacional y Provincial es tan burocrática, requisitoria y duradera en el tiempo (4 o 5 años como mínimo) que desalientan cualquier emprendimiento comunitario, mientras, al mismo tiempo, siembra disputas internas en las comunidades. El Estado favorece solo a sus obsecuentes.

11.- El Estado Nacional y el Estado Provincial favorecen el despojo territorial de las comunidades indígenas del Pueblo Omaguaca, de modo legal o ilegal, directo o indirecto.

12.-El Estado Nacional y el Estado Provincial despojan a las comunidades a través de sus propias instituciones favoreciendo a las empresas trasnacionales (mineras, gasoductos), a terratenientes, a credos, a organizaciones sociales, a particulares o a originarios que se prestan al despojo de sus propios hermanos.

13.- El Estado Nacional y el Estado Provincial favorecen el saqueo de los recursos naturales de las comunidades indígenas del Pueblo Omaguaca, sin ninguna consideración ni la debida consulta.

14.- El Estado Nacional y el Estado Provincial favorecen la contaminación del medioambiente (especialmente el agua) en donde desarrollan sus modos de vida las comunidades del Pueblo Omaguaca.

15.- El Estado Nacional y el Estado Provincial, por acción u omisión, contribuyen a la desestabilización y desestructuración de los modos de vida ancestrales de las comunidades. Impulsando continuamente el colonialismo institucional y la destrucción de una antigua forma de ver y tratar la vida: la cosmovisión andina originaria.

SOLO ALGUNOS HECHOS CONCRETOS

1.- La Compañía Minera Aguilar, sito en la localidad homónima, se halla reteniendo y contaminando las aguas utilizadas por varias comunidades. Es así que el agua consumida por miles de indígenas esta contaminada, produciendo mutaciones génicas en los nacimientos y otras enfermedades. Idénticas consecuencias sufre el ganado de los comunitarios. La contaminación se extiende hasta el Río Grande, con cuya agua también se riega cultivos. La retención de agua hace que zonas aledañas al emprendimiento minero se hayan convertido en desiertos, ante la escasez de agua y la consiguiente repercusión negativa en la forma de vida de los originarios. Sin embargo, la empresa y el gobierno niegan esta realidad y muestran sus análisis falaces y diseccionados.

2.- El Instituto de Colonización de Jujuy, creado por el art. 47 de la Constitución Provincial, se halla entregando tierras a particulares y originarios u otros con el fin de promover la propiedad privada en tierras indígenas. El instituto de colonización despoja constantemente a las comunidades. Esto favorece la división de la tierra en desmedro de la propiedad comunitaria y de la vida comunitaria. Este despojo institucional es avalado por todas las instituciones estatales y, especialmente, las que tratan temas indígenas. Ejemplo de ello es lo sucedido en la Comunidad de Azul Pampa. Cuyo título comunitario está demorado por esta cuestión, por el pedido de área urbana y la defensa que hace el Estado Provincial del gasoducto de una empresa trasnacional en desmedro de la comunidad.

3.- El Estado Provincial de Jujuy, despoja territorialmente a las comunidades para entregar títulos comunitarios. Este chantaje se halla camuflado bao reglas no escritas (conductas extrañas al Estado de derecho) que los funcionarios estatales aplican a rajatabla. Concretamente, para entregar títulos comunitarios el gobierno “solicita verbalmente” un porcentaje de territorio (áreas urbanas), bajo motivos poco claros, engañosos e inconstitucionales. Son las reglas del colonialismo. Estas áreas urbanas son una excusa para futuras intervenciones estatales en la autonomía de los territorios indígenas, asimismo servirán para promover divisiones y competir con las autoridades comunitarias.

4.- Desde la Declaración Patrimonio de la Humanidad a la Quebrada de Humahuaca se han presentado distintas circunstancias que revelan las verdaderas intenciones del Estado, los intereses, sobre las tierras indígenas. Con múltiples consecuencias negativas. Una de ellas es la contaminación.

4.a.- Actualmente el río Grande, desde los asentamientos, se vuelcan todos los desechos cloacales sin tratamiento alguno. Estas aguas contaminadas (a la que se unen las aguas contaminadas de la Empresa Minera Aguilar) son utilizadas, río abajo, para consumo humano y animal y para riego de cultivos. Cuyos frutos alimentan a gran parte de la población jujeña, originarios y no originarios.

4.b.- Actualmente cercana a las urbes de la Quebrada de Humahuaca se hallan amplios basureros al aire libre, grandes focos de infección. Cuya única tarea del Estado es depositar la basura y quemarla constantemente, sin ningún tratamiento. Produciendo contaminación del aire. Produciendo gran proliferación de insectos, roedores y otros animales (perros), con la consiguiente multiplicación y diseminación de distintas enfermedades (teniendo también como vías de contagio las aguas y el aire). Que lamentablemente tienen como víctimas seguras a los originarios que habitan las adyacencias a los basureros, además de sufrir daños los animales domésticos. La Comunidad de Coraya se ve gravemente afectada por el basurero a cielo abierto sin ningún tratamiento de la ciudad de Humahuaca.

4.c.- Actualmente la basura ha cubierto gran parte de la superficie de la Quebrada de Humahuaca produciendo contaminación. No hay ningún emprendimiento estatal con vistas a tratar la basura, ni a educar para la buena conservación del medioambiente.

4.d.- Actualmente el faltante de agua, debido a los grandes emprendimientos foráneos capitalistas (hoteles, empresas de turismo, restaurant) financiados e impulsados por el Estado, es motivo suficiente para producir cortes de agua a los originarios de los centros urbanizados. Lo que habla a las claras de un trato discriminatorio hacia los originarios.

4.e.- Actualmente el Estado financia los emprendimientos foráneos y desalienta o pone muchas restricciones al emprendimiento de los originarios. Por otro lado, el Estado quiere que los emprendimientos de los originarios sean estrictamente capitalistas en desmedro del desarrollo indígena. Esto es colonialismo cruel y puro.

4.f.- Actualmente el encarecimiento del nivel de vida (la salud, la vivienda, la educación, el transporte y otros), en la Quebrada de Humahuaca, tiene como primeras víctimas a los originarios. Que poseen mínimos porcentaje de dinero efectivo, sin tener otros valores de cambio, para hacer frente al encarecimiento general. Día a día los originarios despojados de sus tierras y de sus ancestrales modos de vida pasan a formar parte de la pobreza urbana.

4.g.- Actualmente el Estado Provincial planifica y ejecuta en la Quebrada de Humahuaca, Dpto. Humahuaca, sin respetar ni hacer la mínima consulta al Pueblo Omaguaca. Concretamente, el Estado Provincial se halla dando su anuencia a la Minera Marte para la explotación en Miyuyoc, todo lo está haciendo a espaldas de la comunidad, sin respetar la normativa vigente, sin consulta expresa. El Estado Provincial, se halla planificando una ruta O-E de Humahuaca (Jujuy) a la ciudad de Oran (Salta) bajo intereses puramente capitalistas y a pedido de las trasnacionales del primer mundo. Todo ello se está haciendo entre Poder Ejecutivo, Poder Judicial (que aprobaría o aprobó una ley de expropiación), Municipalidad de Humahuaca y las trasnacionales, por supuesto. Las comunidades del Pueblo Omaguaca, por donde pasará la ruta asfaltada, no han sido consultadas. Pero se sabe que autoritaria o coercitivamente el Estado aplicará su ley inconsulta, como lo hace siempre. Cinco comunidades serán afectadas por este nuevo emprendimiento colonialista del Estado Provincial.

4.h.- Actualmente el Estado Provincial y el Estado Municipal se hallan legitimando la destrucción de un sitio arqueológico ubicado en la misma ciudad de Humahuaca. Mediante un loteo urbano que ha destruido y continúa destruyendo este Patrimonio de la Humanidad. Ambos Estados han defendido, directa o indirectamente, la destrucción de lo ancestral y, en su reemplazo, construcción de edificios modernos. Así sucede en otros puntos.

4.i.- Actualmente el turismo, que genera buenas utilidades, se halla en manos de empresas foráneas y amigos del poder de turno. Los originarios no manejan ningún tipo de empresa turística. Asimismo, el Estado Provincial otorga permisos a las empresas para explotar el turismo en las comunidades, sin consultar a las mismas. Lo que produce conflictos y persecución de las autoridades comunitarias.

4.j.- Actualmente la Declaración ha encarecido notablemente el costo de la tierra e igualmente ha hecho que de la noche a la mañana aparezcan dudosos dueños, que en muchos casos son legitimados por el Estado. Produciendo despojos y desigualdad social.

La Declaración Patrimonio de la Humanidad ha perjudicado enormemente a las comunidades del Pueblo Omaguaca. Ha sido el disparador de la codicia, el individualismo, el egoísmo, la maldad y toda otra conducta negativa y distinta a la cosmovisión andina originaria. El Estado se halla erigiendo un negocio capitalista y poco solidario alrededor de la Declaración, en desmedro de la sociedad indígena local. En donde los máximos beneficiarios son los foráneos y las empresas nacionales e internacionales. Las consecuencias enfrentan a originarios contra originarios y originarios contra foráneos. El Estado favorece a los “buitres” y a los especuladores de siempre. La contaminación del medio ambiente (especialmente el agua) y los mega-emprendimientos en algún momento van a traer serias consecuencias a la convivencia. El agua dulce y pura no es infinita y la tierra no es ilimitada, en este sentido, los conflictos serán las preocupaciones futuras inmediatas.

5.- El Estado Provincial ha engañado y convencido a los originarios para que una empresa trasnacional dispusiera un gasoducto que atraviesa varias comunidades del Pueblo Omaguaca. El Estado Provincial se dedica a defender al gasoducto y a consolidar el despojo territorial que supone su trazado y zona de amortiguación. Además de ser un motivo también de despojo y chantaje para la entrega de títulos comunitarios a las Comunidades del Pueblo Omaguaca.

6.- El Estado Provincial se halla vigilando, persiguiendo y haciendo espionaje con los máximos dirigentes del Pueblo Omaguaca. Igualmente, sus familias son objeto de extrañas agresiones verbales y/o físicas. Ej. El Presidente de la Comunidad de la Comunidad de Azul Pampa fue detenido por la policía a pedido de la Secretaría de Derechos Humanos de Jujuy, al exigir la recepción de dos notas con solicitud de explicación.

PETITORIO

Por todo lo expuesto se SOLICITA al Señor RELATOR DE NACIONES UNIDAS trate lo informado y denunciado ante el Organismo Internacional correspondiente y asimismo SOLICITE las explicaciones del caso o, en su defecto, RECOMIENDE al Estado Argentino. Además tenga en cuenta el siguiente petitorio del Pueblo Omaguaca:

1.- Se solicite al Estado Nacional Argentino y al Estado Provincial de Jujuy el cumplimiento estricto de toda la normativa nacional e internacional en vigencia, en materia de derechos humanos, específicamente, derechos de los Pueblos Originarios.

2.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy cesen el despojo territorial, directo o indirecto, por acción u omisión, de las comunidades del Pueblo Omaguaca.

3.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy un plan de desarrollo comunitario consensuado, en relación directa, entre el Estado y las comunidades del Pueblo Omaguaca, sin la intromisión de ningún intermediario (organizaciones, ong, fundaciones, credos, partidos políticos u otros).

4.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy el cese de financiamiento con fondos indígenas a todo tipo de organizaciones civiles u otras, que se presenten o se presentaren como intermediarios de las Comunidades del Pueblo Omaguaca.

5.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy que todo asunto de interés para las comunidades del Pueblo Omaguaca se trate directamente con sus autoridades legítimamente elegidas y las asambleas comunitarias.

6.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy que todos los fondos indígenas destinados al Pueblo Omaguaca sean dirigidos a sus comunidades, representados por sus autoridades. Sin extrema burocracia y sin colonialismo mediante, y sin ningún chantaje a cambio. También que se provean fondos para la recuperación y defensa de los territorios indígenas del Pueblo Omaguaca, sin la intervención de terceros interesados.

7.- Se solicite al Estado Argentino que el manejo y gestión del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) tenga la debida participación del Pueblo Omaguaca. Que dicha participación sea importante y decidida en asamblea comunitaria. Y que a cambio de dicha participación no se exhiba ningún tipo de chantaje.

8.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy que la palabra PARTICIPACIÓN no solo implique “escuchar estáticamente” o decir “si o no”, sino más bien, se trate de una participación en la gestión, en la ejecución y en los beneficios que tuviere el o los asuntos a tratar.

10.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy no utilice métodos de presión múltiples (camuflados) para que los originarios obedezcan todas las órdenes del Estado, aún cuando algunas son perjudiciales para sus propias comunidades.

11.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy la plena PARTICIPACIÓN de los originarios (sus representantes y asambleas) en todos los asuntos que les afecten, sin intermediarios.

12.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy el respeto que merecen las autoridades comunitarias del Pueblo Omaguaca.

13.- Se solicite al Estado Argentino y al Estado Provincial de Jujuy y se asegure la protección física-psíquica de las máximas autoridades y dirigentes del Pueblo Omaguaca. A cambio de la actual situación de espionaje y vigilancia a que se hallan sometidos.

14.- Se solicite al Estado Provincial de Jujuy cese su hostigamiento continuo a través de sus instituciones, de sus operarios, a las comunidades con el fin de convencer a los originarios de tomar una u otra decisión en contra de los derechos de sus propias comunidades.

15.- Se solicite al Estado Provincial de Jujuy la estricta aplicación de la normativa nacional e internacional vigente, el derecho indígena, en asuntos relacionados con la Declaración Quebrada de Humahuaca Patrimonio de la Humanidad.

16.- Se solicite al Estado Nacional (INAI) no minimice ni haga caso omiso, con su silencio o poco entendimiento, las continuas denuncias realizadas por el Pueblo Omaguaca.

Antecedentes en cuanto a la restitución de nuestro territorio en base a las leyes vigentes: Expediente N°696/1978 Medida de No Innovar: Pedro Gutierrez c/ Gobierno de la Provincia; Recurso Extraordinario Federal (Ley 48, artículo 14). Carátula del Expediente N° 6.555/09, caratulado “Recurso de Inconstitucionalidad interpuesto en el Expte. N° B-105437/03 (Tribunal Contencioso Administrativo).

Por último, en la Provincia de Jujuy convivimos con un Estado autoritario y colonial de origen feudal, en donde se producen y reproducen las antiguas prácticas del colonialismo europeo en estas tierras, institucionalizadas a partir de la Constitución y demás leyes, la negación del indígena es sistemática; la violación del derecho indígena es tal que, a veces, llega a convencer a los propios originarios que tal derecho no existe. Pero nosotros sabemos que “el mundo andino es una gran idea, un óptimo ideal. Es un mensaje de vida para todos los pueblos del mundo”.

Sin otro particular y a la espera de una pronta respuesta a nuestros pedidos, el Pueblo Omaguaca saluda al Sr. James Anaya y, por digno intermedio, al mundo libre y pleno derechos humanos. Las Pachas y los Espíritus de Nuestros Abuelos  Protejan al Hermano Relator de Naciones Unidas. ¡Jallalla!


Sr. Antonio Yurquina
Comunidad Indígena Esquina Blanca y Chijra
C.P.I. Nacional Pueblo Omaguaca
Telef.: (+54388) 5 067 876

Sr. Martín Sosa
Comunidad Indígena San Roque El Morado
C.P.I. Nacional Pueblo Omaguaca

COMISIÓN TERRITORIO

Sr. Severiano Lamas
Comunidad Hornaditas                                                                             

Sra. Julia Salas
Comunidad Río Grande y La Poma

Sr. Mario Corimayo
Comunidad Hornaditas


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.